22 may. 2011

Hace diecisiete años que no bajo la guardia. Estaba acostumbrada a tener que valerme por mi misma, porque sentía que cada persona externa me podía dañar, cada extraño podía ser mi próximo dolor. Más de una vez creí que era hora de bajar un cambio, dejar de atacar para defenderme. ¿Para qué? Lo único que conseguí fue demostrar la veracidad de mi teoría, de mi estilo de vida. Confirmó mi temor a cualquier extraño que pudiera adentrarse en mi vida sin que lo supiera, para lastimarme en el momento menos indicado. Me tomó muchos años (y muchos más golpes) poder decir que estoy descubierta, pero lo estoy. Puedo decir que bajé la guardia, y que aprendí a confiar.

12 comentarios:

Sophie dijo...

Me re alegro. No sé qué decirte, creo que perdí la capacidad de comentar algo como la gente. Va a cambiar eso, rai nau u.u

Juliet dijo...

Aaai, aveces hay que confiar, & si las cosas salen mal, bueno. & si te decepcionan, no te preocupes cielo, suele pasar. Piensa que confiando lograras muchas cosas , lograras creer en ti & en los demás.Un beso enorme !

Mariluz Garzo dijo...

Me has dejado sin palabras. Siempre esta bien confiar, pero en su justa medida. Si el palo te lo da alguien a quien quieres.. Mueres.
Un beso preciosa, me ha encantado ;)

MoeMiizu dijo...

Si, suele pasar que duele un poco confiar, sobre todo cuando ya te has llevado mil golpes... pero en la vida todo son altibajos! asi que animo =)

Edd'Jav. dijo...

Confiar.. Es algo tan difícil, te admiro por lograrlo (:

AlaskA dijo...

Creo que esta vez, no tengo nada con sentido para decir, mas que... shits happens, pero no vale la pena andar con el paraguas abierto todo el tiempo.

Mai dijo...

Me encanto tu blog
Voy a leerte mas seguido

SEGUIME YO LO HARE :)

http://justhewayoulie.blogspot.com/

Tambien me podes seguir en TWITTER!

http://twitter.com/#!/mairabrighina

ESPERO TU FIRMITA BESO

Iaru - dijo...

Me pasa, suelo tener siempre la guardia alta; estoy aprendiendo a bajarla, lentamente, no es tan fácil. Me alegro que vos hallas podido. Divino el blog, te espero.

bernarpanish dijo...

¿Sabes de qué me estaba acordando el otro día? De las primeras palabras que dijiste refiriéndote a mí. Seguramente, no te acuerdas, pero fue exactamente esto: "Sos la persona más lela que he visto". Eso fue en el patio del Mariano. Creo recordar que estábamos nosotros dos con Santiago. Sí. Era el primer día de 1º de secundaria.

Desde ese momento me empezaste a caer bien, te lo digo de verdad.

Bueno, también me acuerdo de la última vez que te vi. Es posible que yo supiera que esa podía ser la última vez que iba a verte (por ahora es así). Estaba nublado y estabas en la puerta del Mariano, con un vestido rojo. Creo que era el último día de clases.

Y cuando pienso en tu blog y estas cosas se me viene a la mente un día que habíamos ido a esperar el ómnibus con Christopher y creo que con Lucas (no recuerdo si estaba Maxi a la otra parada, a la de la panadería (la que está en Millán y Castro). No sé por qué me acuerdo de ese momento. Bueno, a lo mejor sí lo sé... (en fin).

Bueno, no sé a qué viene tanta melancolía... yo sólo quería saludarte.

¡Muchos saludos!

El lelo de Bernardo. Sigo siéndolo y así seguiré hasta el fin del fin, no te preocupes.

:D

Bunny dijo...

A veces somos vulnerables, y es bueno reconocerlo y aceptarlo :)

Princesa del Adiós dijo...

Yo te juro que si agrandas un poco el tamaño de la letra, me haces feliz... Tame, te lo piden mis ojos que cada vez ven menos y que sienten dolor al terminar de leerte...


Y por otra parte, a mi cada vez me cuesta más confiar en la gente, porque cada vez me decepciona más gente que consideré muy cercana a mi...

Es difícil, cuando uno logra abrirse, muchas veces sale mal... Y muchas otras sale demasiado bien ☺


Besote bonita ♥

Cachü dijo...

El difícil confiar en alguien, cuesta pero creo que vale la pena. Te espero por el mío mi amor ♥

Currículum

Mi foto
Montevideo, Uruguay
escribir en primera persona no es escribir sobre mí.