3 nov. 2011


Estuve estática durante mucho tiempo. Fingí demencia, para evitar malos entendidos. No quería que nadie me tocara, me hablara, me sonriera; porque me iba a derretir y el proceso iba a empezar. Una vez más. ¿Por qué me cuesta tanto asumir esta felicidad? Los roces me daban electricidad, porque no podía tolerar que fueran momentaneos. Mis electrones se están disipando, por mucho que me gustara irradiar realismo por doquier. Sigo sosteniendo que las cosquillas en el estómago no existen. Pero mantengo que esto me llena de vida.

20 comentarios:

dijo...

O: no sabes como me gusta tu blog tus imagenes y entradas , siempre que lo veo me enamora mas de tu blog mes gusta me facina y me encanta y me encantaria que me sguieras notlikearainbow.blogspot.com

Juliet dijo...

oh la felicidad lo es todo, no dejes ir las cosquillas en la panza, es lindo,por mas de que nada sea para siempre, no las dejes ir.

Flor dijo...

es todo una mezcla de muchas cosas

Nerina dijo...

Cosquillas en la panza, que lindas son!
Me encantó tu blog!

Melodi, la neurona que piensa dijo...

Jelous!!!
He topado de casualidad con tu blog rebuscando por el mundo blogguero. Me parece muy interensante y no debes estancarte, hay que seguir avanzando y sorprender a los múltiples de seguidores que están atentos a nuestras actualizaciones!!!
Si me lo permites, ya que estoy aqui te puede interesar mi Web si te gusta leer buena literatura personal y optimista que te puede ayudar en los diferentes acontecimientos de tu vida (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos), también puedes debatir sobre diferentes temas y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog"; creo que todos los que nos hacemos un blog es para transmitir nuestras emociones y recibir opiniones que nos sean productivas.

http://insolitadimension.blogspot.com/

Bueno, únete si lo deseas y si no pues otra vez será.
No te arrepentirás.
Se admiten críticas productivas.

Sara dijo...

No importa, las cosquillitas en la pazna, o lo apodos, o ser la ternura hecha osito de peluche.. Nada de eso importa. Sólo importa lo que el corazón te grita.

Baby Lemonade dijo...

Me pasa exactamente lo mismo. Me encanta tu blog, te sigo (:

Anónimo dijo...

like your blogg

MiLena Lestrange dijo...

Me encantò tu blog!
Te sigo , me seguis? Gracias.
Suerte en todo lo que te propongas , saludos!

Мaяtuxx dijo...

Esa felicidad en concreto no la podemos controlar (o si pero hace falta una fuerza inmensa) y por mucho que no creas en las cosquillas en el estómago, estas se desatan igualmente:)
Unbesin!

pili dijo...

Me encanta tu blog te sigo desde ahora :)
pasate y si te gusta me devuelves el favor y asi me sacas una sonrisita :)
http://cavecanem-cavecanem.blogspot.com/

Laquímicadelolvido. dijo...

Coincido contigo, las cosquillas en el estomago no existen pero si la felicidad al pensar en esa persona. ^^

Maria Jose dijo...

Dios mio, menudo texto, y menudas entradas.
No lo dudo ni un instante, ¡te sigo! Y te espero en mi blog dentro de poco:)
Un besito desde http://easynicedreambff.blogspot.com/ (L)

Bunny dijo...

Un día te voy a dar un abrazo. En serio lo digo.

espe aprendiendo a quererte dijo...

Holaaaa! me encanta tu bloggg *_* te sigo vale?
Bueno yo tambien tengo un blog y me gustaria que te pasaras y me siguieras :) http://aprendeaquerer.blogspot.com/ Dejame un comentario si te gustaa :) Sigue así, un besazo (LL)

Sofi dijo...

Cuando tienes la felicidad no la dejes ir disfrutala porque en poco tiempo se pierde o pasa algo :)
bueno lindo blog soy nueva lectora te sigo besos :D
pasate por mi blog y si quieres comentas besos

antonella * dijo...

esta genial tu blog.
te sigo, y te espero por el mio. besito.

Francesca Della Valle dijo...

beautiful!
follow each other? i'll wait your answer on my blog! :)
xx
www.feedyourfashionmind.com

Megan dijo...

very very nice Blog :)
http://mistermegan.blogspot.com/

Stephi;La preciosidad de este mundo dijo...

Hola boniiito blooog,sigueeemeparaalimentarmedetisolonecesitotuaire.blogspot.com/

Currículum

Mi foto
Montevideo, Uruguay
escribir en primera persona no es escribir sobre mí.