25 nov. 2012

tengo un pasado terrible y algunos secretos para confesar; tengo algún brindis pendiente que un día inconsciente lo voy a brindar

     Tengo que dar el primer paso, reconocer que todo esto empezó por mi culpa. Por dejarme llevar, por no saber manejarme; por no poder poner un freno. Por no saber decir "no". ¿Quién podría haberme dicho, en su momento, que todo cambiaría tan repentinamente? Nadie. Siempre creí que tenía el poder necesario para decidir por mí misma. Detesto que las personas intenten "cuidarme", porque todo cuidado esconde control. Quise jugar a manejar todo, quise sentirme superior. Quise pretender que podía dominar el mundo, pero dándole a cada asunto su lugar. No. No pude. La ola me innundó, mi cerebro se fugó. Y en situaciones así, ¿quién reacciona con un mínimo de cordura? En realidad no importa. El error estuvo en creer que podía salir inmune. Siempre tengo la sensación de que no me pueden tocar, no me pueden dañar. Manejaba marionetas invisibles, pero sin razonar que también fui una marioneta manejada por otro. Estaba inmersa en un círculo vicioso, del cual no podía salir.
   No importaba qué hiciera, el pasado me perseguía. Era poco probable volver a opinar de cualquier asunto; mi persona estaba marcada. Había sido capaz de mirarle los ojos a la traición, de acariciar la cara de la mentira. Había sido capaz, con absoluto descaro, de tomar un camino paralelo, fingiendo que mis neuronas no explotaban a cada segundo. Era perfectamente conciente de lo que hacía, no existe consuelo, no existe excusa. No era la mano que solía acompañarme, era otra. No era la misma voz, ni la misma risa. Tuve que aprender otro lenguaje, otros chistes, otros temas de conversación. Y lo hice.

   Los días seguían su curso, obviamente; pero estaba estancada. Daba igual si era lunes o jueves, si eran las cuatro de la mañana o las seis de la tarde. Tenía la mirada nublada, la boca cansada, las manos tristes. Fumaba más que de costumbre, sólo para ocupar el tiempo; quería sentir que existían más formas de arruinarme la vida. Mi moral no tenía perdón, no tenía razón; merecía ser tirada en la primera esquina que apareciera, como un simple papel.
   Asumo la culpa porque lo podría haber evitado, no porque me arrepienta. He ahí el gran dilema. Pensé que cruzar esa línea significaba el fin de mi conciencia. Horas de martirio, días de culpa golpeándome con fuerza. No. Nada. El mundo seguía exactamente igual. Amanaecía, había sol; anochecía, no había sol. No había cambiado absoltuamente nada. Por eso entendí que tenía que tomar un poco de distancia. El problema era que no podía. Me desespera ver la expresión de alguien rechazado. Empecé aclarando que no sé decir "no". O no sabía. Aprendí, como se aprende todo en la vida; fingiendo fortaleza, demostrando altura aunque muriera por dentro.
    Mi cerebro explotó. El mundo decidió girar en sentido contrario a todo lo que me proponía; caminar se convirtió en estancarme. No importaba cuánto avanzara, siempre iba a estar igual, en el mismo punto, en el mismo lugar. Siempre se pretende liberarse de todo pensamiento, actuar acorde a un instinto salvaje; fomentar la locura instantátea. Pero uno no puede dejar salir su monstruo interno cuando tiene un pasado que lo condena. Uno no puede darse el lujo de generar asociaciones en las mentes que no tienen otro tema del que hablar.
   Y tuve que decir que no. Tuve que ponerle mis ojos neutros a esa mirada que me esperaba lastimosa. Por supuesto, estaba herida. Todo estaba roto. No existía probabilidad de volver al pasado, a lo que a mí me gustaba llamar "normalidad". Después entendí que la normalidad no existe. Lo vi partir, sabiendo que no volvería a verlo, pero convencida de que sería lo mejor. No podía concebir lastimarlo de nuevo.

    Pero algún día tenía que salir el sol. No lo esperaba, había dejado de buscarlo; pero lentamente salí de aquella cueva, de ese caparazón en el que me oculté por vergüenza. Fue un martes. Hacía tiempo que no recordaba una fecha, el tiempo se había vuelto algo confuso. Prendí la luz, corrí la cortina. Había fotos, cartas, papeles, envoltorios. Lentamente los fui sacando, de a uno. Los miraba con cariño, con nostalgia; qué rápido parecía haber pasado todo. Preferí tirarlos. No me gustaba la idea de guardarlos porque me iba a olvidar dónde estaban; quién sabe en qué momento los volvería a encontrar, qué emociones me provocarían.

Cuando rompí la última foto lo entendí: había salido del duelo.

30 comentarios:

Ainoa 13♥ dijo...

me ha encantado!!!!

besos!

a l i v e dijo...

Que nivel! Todos hemos pasado por esto y tu manera de plasmarlo cautiva.
Gracias por compartir esta entrada con nosotros, un abrazo.

Sabrina Garelli dijo...

La concha de tu madre tamara me hiciste llorar no se porque PUTA jajajaja

...SiKoSiS... dijo...

para ti un ser escalofriante, para mi una sustancia ilícita!

Virginie dijo...

me siento muy identificada y me encanta :)

Euge dijo...

Guau, me sentí recontra re identificada. Lo que una partida puede generar es infinito, y lo peor es quien se va no se entera de la odisea que pasa quien más lo quiere o a quien más le duele su partida. Pero bueno, siempre hay algo mejor, no? Cada persona necesita su duelo, pero cuando termina hay que buscar a algo que valga toda la pena vivida. Me gustó mucho! Un beso.

Génesis García dijo...

Tamara me encanto :o.
Oyee... Te vengo a pedir un favor, será que puedes votar por ojos soñadores en letradigitaluruguay.blogspot.com en la izquierda esta la encuesta :)

Luciana dijo...

Sí, todos pasamos por esto. Y tu frase final, simplemente genial para cerrar. Me gustó el blog, mucho. Slds!

Marina P. dijo...

buenísima entrada, uno pasa por muchas cosa cuando debe olvidar o resignarse a algo que nunca va a pasar. Pero dar ese paso de hacerle frente a la situación, ponerle el pecho a la bala y dar vuelta la página es lo más importante y valiente que podemos hacer! saludoos!!

Sandra Afrodita dijo...

La frase final me ha dejado sin palabras, lo que cuentas en el relato es algo duro. Los recuerdos y cualquier cosa nos impiden empezar, pero al final siempre, que tenemos un final, tenemos que estar tranquilos porque en los finales es cuando empieza un nuevo principio. Besos me encanto reflexionar ;)

Adria R.H. dijo...

Comprendo perfectamente lo que es no poder decir no, lo que es llevar una vida sin frenos...te dejo mi blog para que también me sigas, para seguirme solo tienes que darle a la primera opción de la pestaña de la derecha, deja un comentario y si quieres le das a me gusta:
http://cumplidoresdeilusiones.blogspot.com/

~lachicaconojosclaros.~ dijo...

Una entrada genial, me ha encantado. Escribes muy bien, de verdad. Pásate por mi blog si quieres, te sigo. Besos.

Melodi y su sapiencia dijo...

Hola, muy buenas tardes, ¿qué tal estás por estos lugares? Espero que maravillosamente bien al igual que tu interesante blog. He disfrutado de unas cuantas de tus entradas y me han parecido muy entretenidas, enganchan al bloguero. Tienes un espacio/ blog muy recomendable y te doy la enhorabuena por ello, espero que sigas creciendo y que no lo abandones. Seguiré visitando tu blog para ver las restantes entradas y las nuevas que subas. Te deseo muchísima suerte y espero que pronto subas un nuevo post con el que nos sorprendas. Por cierto, un gran relato, no sé si estará basado en algo real, pero es muy profundo, te felicito ;)

Ahora, si no es mucha molestia para ti, me gustaría invitarte a mi blog especializado en la saga TOMB RAIDER. Si te gusta el mundo de Lara Croft (videojuegos, películas, modelos, cómics, wallpapers), la primera protagonista femenina cibernética, este es tu espacio. Ponte al día con las últimas noticias. Infórmate de sus últimas horas.
!TOMB RAIDER EVOLUTION!
http://tombraidermania.blogspot.com.es/

Un gran abrazo desde Málaga, y siento de corazón autocitarme, pero es la única manera que tengo para darme a conocer.

Luna dijo...

Me encanto la entrada :3

Sofía dijo...

Me encantó la entrada y está buenisimo poder salir del duelo, poder seguir adelante y que todo lo malo quede atrás o como un recuerdo! Te hice una pregunta en tu ask, si quieres pasate por el mio. Un beso :)

http://www.sweetcinderellaa.blogspot.com

Foster dijo...

Me ha encantado :)!
Me encantaría hacer eso por un tiempo para superar algunos hechos del pasado pero me obligan a seguir de pie fingiendo estar bien y entre eso y otras cosas sigo fingiendo sonrisas que pocas veces siento en realidad :)

Un abrazo y un beso.

Isabel dijo...

Me encanto! excelente como plasmas tus pensamientos en palabras, pocos son capaces de definirlos tan bien como vos, pasate por mi blog si querés, suerte!
http://isabelgodoy.blogspot.com

Nancy dijo...

¡Que precioso es este blog por dios♥!

Te quiero entre nubes de algodon dijo...

WOOOO QUE BONITO!
Me harias un pequeño favor! necesito ayudar a un amigo para q pueda cumplir su sueño pero para ello necesito vuestra ayuda es facil, y esta todo explidado en mi blog, te espero vale? vosotros tambien tendreis vuestra recompemsa =)
http://tequieroentrealgodones.blogspot.com.es/

Te quiero entre nubes de algodon dijo...

WOOOO QUE BONITO!
Me harias un pequeño favor! necesito ayudar a un amigo para q pueda cumplir su sueño pero para ello necesito vuestra ayuda es facil, y esta todo explidado en mi blog, te espero vale? vosotros tambien tendreis vuestra recompemsa =)
http://tequieroentrealgodones.blogspot.com.es/

Por tí,caería y mil veces más. dijo...

hermoso blog,te dejo el mío por si quieres echarle un vistazo,muakk
http://porticaeriaymilvecesmas.blogspot.com.es/

Andreea Dreamy dijo...

Nunca se sabe exactamente cuando es el momento de decir adiós. Y mucho menos aún cuando es el momento de decidir que hay que olvidar.

Pásate ;)

J and V dijo...

nos encanta tu blog, te seguimos, besos<3
http://www.adolescenteconhormonasdesenfrenadas.blogspot.com.es/

Emmi dijo...

me siento muy identificada con tus entradas! me encantan !

Lau_a ras de suelo dijo...

Increible historia. Que bonito es salir del duelo, aunque cueste volver a empezar, aprender otro lenguaje... me ha encantado. Pasate cuando quieras por mi blog =) Un saludo.

Blue Rose dijo...

Muchísima profundidad, casi arrebatás el alma con tus palabras.

Espero estés bien.

TeenGirl dijo...

Me encanta tu blog!
http://teengirl-foreveryoung.blogspot.com

Camille Marte dijo...

hola me encanta tu blog y quiero que te hagas seguidora de elbogdecamille.blogspot.com

Aagus Borelli dijo...

Hola!!! perdoname, lose es una tonteria esto. Necesito publicar mi blog para que los demas me conozcan . Si tu me quisieras promocionar estaria SUPER FELIZ, pero nadie quiere...
Perdoname, no me queda otra que promocionarlo en entradas, ya que no tengo demasiados medios para publicar
Mi Blog: http://my-damnpersonality.blogspot.com.ar/
Besos!Amor!Paz!
-Aagus

Samantha kiki dijo...

Podria decir que acabo de encontrar las palabras perfectas. Esto! Esto! que usted escribio lo pase. Y sabe no me arrepiento de nada y menos de haberle amado.
Gracias por regalar estos textos a sus lectores.

Currículum

Mi foto
Montevideo, Uruguay
escribir en primera persona no es escribir sobre mí.