5 feb. 2013

Esta es mi carta abierta al mundo

 Mi nombre es Tamara Martínez. Tengo dieciocho años, vivo en Montevideo. Desde que tengo once años tengo clara mi vocación: quiero ser publicista. Analizo desmesuradamente todo lo que veo en televisión, en afiches, todo lo que oigo en la radio. Tengo carpetas llenas de bocetos, de diseños, de campañas que ninguna empresa me pidió. El interés en mostrar mi vocación me hizo tener cuentas en varias redes o páginas, sean de fotos, de videos, de textos. En el 2013 entro a segundo año de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación. Paralelamente, pasé a segundo año de Griego con 92/100. En un currículum no sirve de mucho, pero es algo que me apasiona hace años, una deuda pendiente. Es ahora donde viene el dilema. Estamos en el siglo XXI. Tengo perfectamente claro que no puedo entrar al mercado laboral con un currículum en el que mi único estudio sea la facultad. Existen decenas de centros que imparten cursos con el fin de capacitar para marcar la diferencia en el mercado. Pero ahí está mi punto. Desde que empezó el año llevo buscando cursos para reforzar el currículum; desde fotografía hasta cine, pasando por producción de televisión. Ninguno baja de $3000 por mes, alrededor de U$S150. Y en una familia de clase media, poder abonar ese monto por nueve meses, duración promedio de esos cursos, es inalcanzable. No me desligo de la posibilidad de trabajar; no pretendo ser una niña mantenida. Pero me parece bastante incoherente gastar las horas que pretendo destinar a hacer un curso en trabajar para pagar un curso que no podría hacer porque no tendría tiempo. Y el tiempo corre. Se premia el currículum en función de la edad, tengo claro que estos tres años que me restan de carrera tienen que estar llenos de actividades extra-universitarias. Entonces, ¿con qué salís al mercado? ¿con talento o con una billetera llena?  No existe una relación directa de capacidad o talento con alcance económico. Tampoco existe nada que me afirme que todo aquel que pueda pagar determinados cursos pueda aprovecharlo al máximo, como sería mi caso. Y eso es lo que me molesta. Que mi carrera, que mi futuro no sea una cuestión de vocación, sino de plata.

Nada más.

24 comentarios:

Marina dijo...

Brillante. Has plasmado a la perfección la realidad de muchos jóvenes, aquellos que quieren asegurarse un futuro y que querían estudiar y no pueden pro cuestiones de dinero, es realmente injusto.
No sé qué decirte... Mucha suerte con todo y espero que en un futuro tu vida laboral sea realmente buena, se nota que es lo que deseas.
Un beso, te dejo mi blog por si quieres pasarte :)
Gracias.
http://viviendoennuestrocuento.blogspot.com.es

SarahConH!! dijo...

También he pensado en eso, si, tienes razón en que se necesita plata pero tal vez podrías empezar buscando gente que necesite cosas publicitarias y no tenga plata para pagarle a una agencia o algo, los apoyaras y harás que tu curriculum/portafolio vaya creciendo, el tener un titulo es bueno, pero en este siglo también hay gente que se guía por tu trabajo, tu gusto, vocación etc.. si es difícil encontrar esas personas, pero .. la esperanza muere al último :]

Blue dijo...

Perfecta descripción de lo que me pasa a mi. Estoy a 6 meses de terminar mi carrera en Psicología Educativa, sin ganas y sin futuro en ella, la cosa es que en mi país las personas no tienen fé en la carrera y cuando solicitas trabajo te dicen "y yo para qué te quiero?" ... Por lo cuál practicar se convierte en algo imposible. Pretendo después estudiar algo más. Un beso

wonderer dijo...

Si se lo quiere lo suficiente, siempre se puede encontrar otras maneras, otros caminos, para llegar a su meta :)

Oz dijo...

Excelente, no puedo describirlo de otra manera. Gracias por compartirlo con todos nosotros.
Felicitaciones y un gran saludo de Oz desde:
http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

Cinty dijo...

Tengo una conocida que hace la ECU, la LICCOM y además trabaja. No le vino nada de arriba. Concursó y ganó beca en la ECU (antes que diga "tiene plata para pagarlo").
Me parece que te pones en un lugar de víctima importante. Si no laburas y sos de clase media como decís aquí, no pretendas poder estudiar cosas extras.
Por otra parte, capaz que no te lo han comentado, pero con 18 años dudo que puedas conseguir un laburo como publicista. Se empieza de abajo, y te digo más, se empieza con algo que no tiene nada que ver con lo que haces.
Pero si uno no se mueve, las cosas no empiezan. Nada cae del cielo.

doramas de luis dijo...

Por la reflexión, muy madura para esos 18 años.


Saludos desde la patria de los fundadores de Montevideo...

La Otra dijo...

oh! Lo amo,simplemente.Te has limitado a plasmar lo que siemtes,la manera en que lo haces,como deberian ser las cosas,en una prosa sencilla e impactante.Creo que,aun sin la ayuda de esos cursos,tienes un gran futuro como periodista por delante.
Un beso:)

Tame dijo...

Cinty, si vas a empezar a exponer lo que pensas en base a "una conocida" vas mal, porque excepciones hay miles y simplemente estoy plasmando mi situación. Tengo una rutina que no me permite trabajar, primer punto. Segundo, me estás pidiendo básicamente que no tenga aspiraciones a estudiar nada sólo porque no tengo plata. Y eso es justamente a lo que me opongo. Si todo fuera tan fácil como "no pretender poder estudiar cosas extras" no estaría escribiendo lo que escribí. Y tampoco me tomes el pelo, tengo perfectamente claro que no se contratan publicistas de 18 años. Y también sé que voy a tener que trabajar de un montón de cosas más antes de llegar a trabajar de lo que me gusta. Si vos no hubieses tenido plata para comprar la cámara, ni la posibilidad de trabajar para comprártela, habrías dicho "ah, ta, de última no me gustaba tanto la fotografía"? No, no creo. Y me estoy moviendo, quedate tranquila que me estoy moviendo. Me parece que no entendiste lo que quise escrbiir, o lo entendiste para el lado que quisiste.

Mónica dijo...

Holaa, me gustó lo que escribiste ya que es una realidad, triste, que como dices está ocurriendo actualmente. Y lo más triste es que quien no tiene dinero no tiene nada. Mucho ánimo y adelante con tus sueños.

Andrea Santana dijo...

Me encanta tu blog y ya te sigo.
Me gusta mucho como escribes y te expresas :)

Si me lo permites quería decirte que yo también tengo uno:
http://leerimaginarescribir.blogspot.com.es/

Me alegraría mucho que lo visitaras y me siguieras. Y que me digas tu opinión sobre él. Muchas gracias. Te espero. Besos.

Che Mafalda dijo...

Es una mierda.
Lo que hablaste, es algo que me rompe la cabeza pila. Ahí es cuando te dan ganas de pegarle una patada al mundo para que cambie, al menos un poco. Terminas siempre pensando en que todo, todo, todo, tiene que ver con la plata. Incluso te cuestionas lo más simple, y cambias o desvías muchas veces lo que te podría hacer feliz, por lo que "te conviene".

Muy triste. Yo decidí mandar a cagar todo eso este año, y seguir con Comunicaciones también, en mi caso, periodismo.
Me cansé de la gente que me dice que no voy a poder, o que no voy a llegar a nada. Me di cuenta que ellos no van a vivir la vida por mí.

Bua, agarré para la catarsis, disculpá.

Un saludo

Lau_a ras de suelo dijo...

Es genial tener una vocacion asi de clara, me ha encantado la descripción. =) Un saludo.

Cristina C dijo...

Hello!
Interesting blog. Welcome to http://filmandotherstories.blogspot.se/
:) Take care!

Andilú. dijo...

Vivimos, y digo vivimos porque también soy de Montevideo-Uruguay, en un país donde se fomenta mucho más el abandono del estudio y la carencia de aspiraciones a uno en el que se incentiven los dos factores previamente mencionados. No es fácil para ninguno, y eso está más que claro. Este año empiezo la facultad, voy a hacer comunicación yo también, y si bien voy a ir a una privada mi situación es la misma, pero es la que es, y es a la que lamentablemente nos tenemos que adaptar.

Ah si, me gusta como escribís. Suerte!

Cristina C dijo...

Hello!
Interesting blog. Welcome to http://filmandotherstories.blogspot.se/
:) Take care!

Ainoa 13♥ dijo...

Esta muy bien tener las cosas claras:)

Marine Chinaski dijo...

No sabes como te entiendo. Yo estudio Bellas Artes y estoy en una situación similar. En mi carrera no solo tienes que buscarte la vida fuera, pagarte cursos de idiomas, algún que otro cíclo de refuerzo, actividades que te den un curriculum favorable para el futuro y diversas cosas que ya de por sí cuestan dinero. Sino que, además, los materiales de Bellas Artes son carísimos, y las becas que nos pueden dar a los esudiantes no cubren ni un diez por ciento de lo que gastamos a lo largo del año. Y, para colmo, si quieres aspirar a algo cuando acabes la carrera, tienes que hacer cuantos más másters puedas mejor. Y los másters son una barbaridad en lo que respecta a precios. Así que por más que digan de la educación pública, a la larga parece que solo esté hecha para ricos.

Creo que has reflejado a la perfección tu caso, mi caso y el de millones de estudiantes alrededor del mundo. Y la verdad es que cada vez me indigna más ésta situación, no se donde vamos a terminar...

En fin, te sigo desde ya. Un beso :)

claire sullivan dijo...

ai... tamara, ojala pudiera ayudarte... tienes razón, es muy injusto.

un beso enorme

claire

claire sullivan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Andrea Santana dijo...

Me gusta muchísimo tu blog, y ya te sigo!
Enhorabuena! Escribes genial. Besos.

PD: Espero que visites el mio: http://leerimaginarescribir.blogspot.com.es/
Y que me aconsejes y me sigas, para que me hagas igual de feliz como yo te he hecho a ti.
Gracias. Te espero.

Naina dijo...

Maravilloso texto, es tal cual con lo que estoy pensando, ojala no le pasara a nadie, es algo muy injusto.
Te espero por mi blog. Abrazos ^^

Alex dijo...

Lucha por ello siempre, hay cosas, como la vocación, que no se demuestran a través de papeles, ni de títulos... lo que necesitas es la oportunidad que mereces, para que las empresas para las trabajes sean mas que ilusiones, ya sabes...los retos hacen la vida, superarás el tuyo.

Anónimo dijo...

Hola, muy lindo blog y te entiendo perfectamente. Te cuento mi caso y el de muchos de mis compatriotas, vivo en Chile y para ingresar a la educación terciaria: por ejemplo a una Universidad "PÚBLICA" cobran altos aranceles anuales, que van desde 5000 dolares, es decir mensualmente pagamos más de 500 dolares. Las carreras duran mínimo 5 años, en total cuestan 30.000 dolares las más "baratas". El sistema neoliberal de mi país impuesto en dictadura ha hecho que la educación sea un privilegio y no un derecho. Hay que ser rico para estudiar, es todo un negocio aquí.

Currículum

Mi foto
Montevideo, Uruguay
escribir en primera persona no es escribir sobre mí.