8 jun. 2013



   Cuando llegué, me sorprendió. Se me vino encima la magnitud del mar. Era inmenso. Desde donde estaba se veían los cuerpos chiquititos, jugando con las olas. Pensar no me dejó otra opción que sentarme. Y al sentarme en el suelo lo entendí. El mar no cesa, jamás. Pasan días, noches, años. El mar es el mismo. Más turbio quizás, con más algas a veces. Ese movimiento, ese ruido. Era la eternidad en azul. Descubrí que podía quedarme allí la vida entera, pero que el mar no sentiría mi presencia. ¿Qué era para el mar? Una más de todas las vidas que había visto pasar. El mar era plenitud, era pureza. Debía resolver con urgencia cualquier cabo suelto que amenazara mi vida, que me hiciera perder cercanía con el mar. Todos los conflictos, todo quedaba atrás. Sentí que había perdonado, incluso me habían disculpado. Que estaba limpia, que era como él. Los surcos fríos de mi cara no eran novedad, se acumulaban estrepitosamente, se atropellaban por dejarme atrás. Como si fueran el símbolo de otros tiempos; tiempos frívolos, detestables. Cuando vivía a través de otros, sin verme a mí. Cuando me movía como el viento, manejada por la conveniencia. Cuando hablaba o callaba, no por principios, si no por seguir el juego. El juego. Estaba en un juego, pero con las reglas de otro. Sólo era un peón, pero por ahora. Mañana se aburrirían de mí, me dejarían atrás. ¿Y después? No podía permitir que la idea se formara en mi mente. Había estado atrapada mucho tiempo, no estaba lista para la soledad. Me paré, sacudí los pastos en mi ropa y suspiré. Solo llevaría un segundo, los dos seríamos uno. Estaríamos juntos, para siempre. Salté. Era la eternidad en azul.

11 comentarios:

Claudiettha J.V. dijo...

Me gustó tanto como todas las anteriores entradas que has escrito. Tienes una manera muy bonita de narrar y de expresarte... "AFHTPNÑIG"
Un beso

E.C. Belmont dijo...

Tienes un blog muy lindo <3
Me encantó su diseño minimal
Y esta entrada esta muy linda, me gusta tu forma de escribir, como describes el mal y las sensaciones que causa.
Ha sido hermoso!
Besos :)

Alaska dijo...

Me encanta tu blogg. pasate. http://notfuckingprincess.blogspot.com.es/

Nannerl a.c dijo...

Sencillamente genial!
http://talvezquizasprobablemente.blogspot.com.es/

carpe diem dijo...

holaa!!! me encanto tu entrada, de veras que escribes muy bien :)
pasate por mi blog y sigueme :)
milesdeplumasgastadas.blogspot.com
me harias un favor muy grande si me mencionaras en tu blog solo para decirle a la gente que me siga. es que estoy empezando y no tengo muchos seguidores :) miles de gracias

Desidia dijo...

Tu blog es precioso. Y la eternidad azul... que decir!? ^^
Sigue así.

Ana Belén dijo...

Una entrada preciosa como siempre, te he nominado en mi blog porque realmente creo que el tuyo es fantástico http://i-am-living-in-a-fantasy.blogspot.com.es/p/premio-one-lovely-blog-award-las-reglas.html espero que aceptes el premio :) Te dejo mi twitter por si quieres contactar @Alachicadelcafe

Cathiie dijo...

Soy la chica del blog El revoloteo de una mariposa
El caso es que te seguía hace mucho y por despiste mío no te comento pero intentaré hacerlo a partir de ahora al igual espero que tú también lo hagas conmigo.
Un texto muy bonito, me gusta!!
Un besazo!!

Un corazón. dijo...

Amo esta entrada tanto como el mar. Me encantó. He de decir que todos somos manejables alguna vez, que a veces perdemos nuestra personalidad sea por las circunstancias que sea. Pero no es justo perder lo que nos hace únicos, así que es cuestión de recuperarlo y no volver a dejarlo ir.

Lau arasdesuelo dijo...

La eternidad es azul. Qué razón tienes y qué bonito texto! Pasate cuando quieras por mi blog =) Un saludo.

Meli Lilen dijo...

Me fascina tu facilidad para poder narrar tus sentimientos, tus pensamientos, tus emociones! Si tan solo fuera tan fácil como lo muestras! El texto me encanto, cada palabra que leía retumbaba en mi mente y hacia eco en mi corazón, no muchos lo logran, pero tu, lo tuyo es asombrante. Todos tus textos me ponen la piel de gallina, casi nunca comento, pero aun así no dejo de leer. Te felicito, por favor continua y nunca dejes de escribir:)

Currículum

Mi foto
Montevideo, Uruguay
escribir en primera persona no es escribir sobre mí.