26 ene. 2014

Preguntas de todos colores

   Te mirás al espejo. Una vez, otra vez. Encendés la luz a las cuatro de la madrugada. De nuevo estás compartiendo la almohada con el insomnio. Tenés kilos de dudas alrededor de la cabeza, que entran como alfileres hasta el cerebro. Preguntas retóricas, preguntas imbéciles. Preguntas de todos los colores que aletean por la noche, buscando una respuesta donde anidarse. Y así transcurren tus noches: mordiendo neuronas hasta dejarlas sin aire, hasta dejarlas morir. No va a parar. La mente va a estar aturdida hasta que des el primer paso, que es aceptar, es asumir que tu problema no está en la mente, está en el corazón.

12 comentarios:

Fer dijo...

La puerta de entrada(¿o debería decir de salida?)a la libertad muchas veces es aceptar lo que somos, nuestra realidad, lo que nos pasa por dentro

Y con libertad digo felicidad.

Sans dijo...

Odio saber que no voy a encontrar una solución pero aun así seguir haciéndome preguntas. Como dices, tendremos que aceptar nuestros problemas.
Un saludo (:

Claudiettha J.V. dijo...

Cuanta razón, a veces el problema no esta en la cabeza y cuanto más tardamos más parece haberse agarrado la mentira al corazón.

Saludos.

Euge dijo...

Nuestra mente es la prisión más complicada de escapar. Hermosa entrada, es exactamente a lo que el insomnio te lleva. Te maquineas toda la noche y llegas a pensar las cosas más absurdas del mundo, y te aturdís tanto que no podés descansar con vos mismo. Escribís muy bien. Me encantó.

Euge dijo...

Nuestra mente es la prisión más complicada de escapar. Hermosa entrada, es exactamente a lo que el insomnio te lleva. Te maquineas toda la noche y llegas a pensar las cosas más absurdas del mundo, y te aturdís tanto que no podés descansar con vos mismo. Escribís muy bien. Me encantó.

Ornella. dijo...

Una entrada que expresa mucho más de lo que dicen las propias palabras, a veces pasa que debemos asumir lo que nos está pasando y seguir de la mejor manera.
Un saludo!!

miel dijo...

a veces es más fácil hacer que el mundo entero se calle que rogar y pedirle a nuestra mente que haga silencio (y más aún cuando los asuntos no tienen solución).

melissa. dijo...

Lo que me pasa la mayoría de las noches pero con palabras. Muy buena entrada!

Te sigo, besos.

Autora MaribelAparicio dijo...

Me gusta el estilo que tienes, ver como haces en pequeños trocitos una explicación.

Micaela. dijo...

Me gusta

Isabel Robles Gómez dijo...

Y así perdemos el tiempo durante la vida miles de veces, preocupándonos de algo inexistente como un problema psicológico o mental. Cuando sabemos perfectamente que deberíamos, tenemos, que fijarnos en nuestra sensibilidad y en lo que hemos sentido antes de dicho ''problema''.

Gran texto, tienes nueva seguidora, un beso* @_disturbi0
http://isabelroblesgmz13.blogspot.com.es/

camila neyra dijo...

la verdad que me da un poco de bronca saber que me siento exactamente asi, gracias por esa entrada :)

Currículum

Mi foto
Montevideo, Uruguay
escribir en primera persona no es escribir sobre mí.