24 abr. 2014

el fin del sol



  No existimos. Lo que percibimos como años de vida son simplemente las horas de sueño de alguien más. Somos su imaginación. Nuestra vida es intangible. Los momentos, los lugares, las personas; todo forma parte de una fantasía onírica. Todo es efímero, todo se va a terminar. La muerte sería un simple acto reflejo; es sólo el momento en el que nuestro creador despierta. No sabemos cuándo vamos a morir, o cómo. Pero funciona como motivación, sirve como impulso para subsistir, para innovar, para resurgir. Sirve para cumplir metas, sirve para esperar ese amanecer que, irónicamente, va a significar nuestro final. 

15 comentarios:

. dijo...

Es genial que todo sea dialectico, aunque algunas cosas nos encantarian que sean para siempre, verdad?

ecos de ubeda dijo...

interesante

Sapphire dijo...

Es una perspectiva muy inspiradora: la posibilidad de que seamos material de sueños de otras personas, y con mucha, mucha suerte, dejemos una marca lo suficientemente grande para que nos recuerden al despertar.

Precioso :)

Hey Virginia dijo...

Realmente bueno...Me gusta mucho!

Lau arasdesuelo dijo...

Que texto mas bonito, posiblemente todo esto sea sólo un escenario sin guión en el que todos cabemos. Me encanto tu blog. Pasate cuando quieras por el mio. Un saludo

http://www.lau-arasdesuelo.blogspot.com.es/

Nuria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mitu dijo...

Si vivimos dentro de un sueño entonces nos consolará saber que tenemos vida en otra noche más, junto a otro creador.

Te sigo y te invito a pasarte por mi blog. ^^
http://comoelrioquefluye22.blogspot.com.es/

Susana Basanta dijo...

Es tan filosófico que se puede aplicar a casi todo, pero tan concreto que representa una sola cosa, la razón de ser del carpe diem como tópico literario atemporal y universal.
me ha encantado, al igual que la imagen de Effy-Kaya.
un besazo y sigue escribiendo!
me encantaría que este texto te hiciera inmortal (metafóricamente hablando)

stardust dijo...

Nueva seguidora de tu blog.
Me encanta cómo escribes

Laura. dijo...

A veces, me pasa lo contrario. Cuando empiezo a darle muchas vueltas a esto de la muerte, me pregunto qué sentido tiene todo lo que hacemos si de un momento a otro ya no estamos acá. Sin embargo, tienes razón, debería ser algo que nos motive a hacer cada vez más cosas nuevas. Supongo que ya depende de cada uno y lo que quiera hacer con su vida. Saludos!

jackie dijo...

Interesante manera de ver la vida! Sera???

ANGBLANX dijo...

Alguien que sueña, imagina y luego se despierta, y nos sueña a nosotros, todos esos recuerdos de la vida que nos hacen correr hacia ese final de muerte para nosotros y despertar para nuestro Creador. Quizás el día que nos abrace a todos la muerte, nuestro creador no podrá soñar jamás. El din del sol "maravilloso" gracias

Leandro dijo...

Luminoso y fructífero blog. Felicitaciones Tame.

reham magdy dijo...

jjjjjjjjjj

Carmen Campoy Costas dijo...

Hola, me llamo Carmen. Enhorabuena por tu blog , me encanta. A veces nos creemos mas de lo que realmente somos, olvidando que solo somos un punto en este infito, y que tarde o temprano dejaremos de serlo para convertirnos en polvo. Besos, cuidate.
http://elecodelapaloma.blogspot.com.es/

Currículum

Mi foto
Montevideo, Uruguay
escribir en primera persona no es escribir sobre mí.